En un cine se apagan las luces durante una película y….

Esta acción en un cine brasileño nos ha parecido de las mejores.

Después de que la película Carry dejara muy alto el listón en cuestión de promociones, Frightening october III ha cogido ese recurso “del susto”

Imagínate… vas al cine tranquilamente, con tus palomitas XXL, bebida -con la mosca detrás de la oreja por si los de Coca-cola Zero te han dado el cambiazo- y después de haber estado buscando con ahínco tu asiento, ya estás establecido comodamente en la butaca y predispuesto a tragarte los trailes preliminares. Y en ese momento, se apagan las luces de la sala… y claro… BUUHHH!!! – abucheos y quejas -.

Pero estás en una sala grande, llena de gente desconocida, a oscuras y se empiezan a escuchar golpes y gritos de terror… Los más valientes salen corriendo al oir el “inofensivo” ruido de la motosierra. Y cuando tus sistema nervioso está a punto del colapso. ¡ZAS! cara macabra en la pantalla y pegar otro bote en el asiento.

Todo era una acción publicitaria, y tu con el pulso acelerado ríes nerviosamente.

Después de una experiencia así lo primero que haces al salir es contárselo a todos tus amigos, por lo que el exito está asegurado.

No obstante, deben tener cuidado en no masificar estas acciones, o ir al cine, salir a la calle o pedir un café se va a convertir en una auténtica agonia

Anuncios