Queridos anuncios de Youtube: molestáis.

Desde hace unos años y últimamente más los anuncios de Youtube molestan. Algunos más que otros; están los que puedes “omitir en 5, 4, 3, 2, 1…” y los que te tienes que tragar como un campeón -énfasis en tragar-. De hecho el 94% de los internautas se saltan los anuncios  pre-roll de los videos. ¿Algo va mal no?.

Parece mentira que pese a la visión renovada que las tecnologías han traído al mundo de la publicidad y en general al de la comunicación, aún una plataforma tan usada, querida y odiada, siga utilizando un método desfasado. Hace años que nos dimos cuenta que obligar al público a consumir lo que “nosotros” queremos sin que el pueda decidir no funciona. Aquello de plantase delante de la televisión sin poder elegir e interaccionar parece de otro siglo; en efecto, la teoría nos la sabemos bien. Aún así en la práctica y en la misma red que nos enseñó y creó un nuevo consumidor, parece no haberse encontrado el logaritmo que haga de la publicidad algo valorado e interesante

Cada vez que introduzco en mi buscador http://www.youtube.com y decido ver un video, presto gran atención al anuncio que  me obligarán a ver o a sus 5 segundos -normalmente de sufrimiento-. Estoy a la espera de que alguno de ellos me impida clickar en “Omitir este anuncio”; buscando que alguno me enganche lo suficiente para verlo entero. A veces me siento incluso la samaritana de los anuncios, poniéndole buenos ojitos, diciendo: sorpréndeme.

No es fácil no. No es fácil que un anuncio de Youtube te sorprenda, pero ¿por qué?. Lechugas, pero si tienen más datos sobre mis preferencias que mi madre al ir al super, ¿cómo no consiguen darme algo que me interese?. He ido dejando una preciosa estela de mi navegación por toda la red: aprovechadla. Pero molestan, porque entre el contenido que tu quieres consumir -gatito aprendiendo a maullar- y el anuncio -Wilkinson 4 para un afeitado extremo-, te sientes totalmente timado y desorientado, incluso empiezas a plantearte si Wilkinson tiene un maléfico plan para que las mujeres empiecen a afeitarse la cara.

Anunciantes y agencias que os volcáis en vuestras campaña online; tenéis la gloria a 5 segundos. Y en 5 segundos se pueden hacer maravillas. Tenéis todas las respuestas y herramientas delante de vosotros; un usuario dispuesto a daros información sobre lo que le gusta y la oportunidad de darle un contenido que disfrute. A veces parece que los anuncios en Youtube están predestinados a la muerte y al olvido por su intrusismo, pero no es así. Su naturaleza es triunfar; llamar la atención e invitar a quedarse.

Y todo esto venía porque, pese a que esté en un idioma que ni siquiera conozco -ojo al dato de lo mal que se entienden los anuncios con el usuario-, este fue el último anuncio que me invitó a quedarme más allá de los 5 segundos. Y posiblemente fuera solo por la música.

La clave: un producto común pero que me gusta (ACERTAR EN EL TARGET), unas recetas fáciles (CONTENIDO) y una presentación bonita (CREATIVIDAD).

Maitane Palacios López

Anuncios